Semillas de CBG – ¿Qué es el CBG o cannabigerol, el gran desconocido?

El cannabigerol o CBG es uno de los muchos cannabinoides que produce la planta del cannabis, pero se encuentra en cantidades muy pequeñas. Y es el gran desconocido. Está presente en la marihuana como ácido canabigeroico (AGBC) y es el precursor fundamental de tres familias principales de cannabinoides: el ácido tetrahidrocannabinólico (THCA), el ácido canabidilo (CBDA) y el ácido canabroménico (CBCA).

Es la versión no ácida del ácido cannabigerólico y es el primer cannabinoide que se forma en la planta. De ahí que esté considerado como la «célula madre del cannabis», ya que sin CBG, no se puede llegar a sintetizar compuestos cruciales como el THC y el CBD, dos de los cannabinoides con mayor presencia.

A medida que la planta crece, y como consecuencia de reacciones químicas mediadas por enzimas implicadas en el proceso biosintético, el CBG se transforma en THC, CBD y otros cannabinoides minoritarios. Como resultado, el CBG casi desaparece.

En ese proceso, normalmente se deja menos de un 1% de CBG en la planta de marihuana durante la cosecha. Para muchas variedades de cannabis, los niveles finales de CBG son menores al 0.1%. Por lo tanto, el cannabis necesita poder producir CBG en grandes cantidades para producir posteriormente THC y CBD en grandes cantidades. 

El CBG no es psicoactivo. Esto quiere decir que no te coloca, como sucede con el THC.

Se ha descubierto que el CBG activa los receptores CB1 del sistema endocannabinoide y por lo tanto afecta al sistema nervioso central. Este efecto podría ayudar a reducir algunos de los síntomas menos agradables del consumo de marihuana excesivamente rica en THC, como la paranoia. El CBG también ha demostrado influir sobre los receptores CB2, aunque este mecanismo de acción todavía no se ha descifrado en su totalidad.

Potencial medicinal del CBG

Diversos estudios científicos arrojan que el CBG es capaz de combatir el dolor y las náuseas y es inhibidor de la proliferación de células cancerígenas. Además, tiene grandes propiedades antiinflamatorias, capaz de reducir significativamente la presión intraocular causada por el glaucoma.

La colitis es otra de las áreas médicas donde actualmente se está investigando con CBG. Un estudio sobre enfermedades intestinales inflamatorias, muestra que el CBG es posiblemente el cannabinoide más efectivo.

También se ha investigado su efecto como compuesto neuroprotector en la enfermedad de Huntington, una afección progresiva y degenerativa que afecta al sistema neurológico humano.

“En conclusión, nuestros resultados abren nuevas vías de investigación para el uso del CBG, por sí solo o en combinación con otros fitocannabinoides o terapias, para el tratamiento de enfermedades neurogenerativas como la Enfermedad de Huntington”, menciona parte del estudio.

En resumen, algunas de las propiedades del CBG son:

  • Puede actuar como protector neuronal
  • Aplicaciones en el tratamiento de: Glaucoma, enfermedad de Crohn, enfermedad de Huntington, cáncer de colon, Parkinson y Alzheimer
  • Puede reducir la ansiedad y rigidez muscular
  • Propiedades Analgésicas
  • Propiedades Antidepresivas
  • Puede ayudar a tratar la Psoriasis

Un cannabinoide difícil de extraer

A pesar de su potencial medicinal, existe una gran barrera para su popularización y es que la producción de CBG y la obtención de semillas de CBG, es muy costosa, por lo que también se lo llama el “Rolls Royce de los cannabinoides”.

Aunque el CBG ya es uno de los más buscados entre los consumidores, los precios del CBG son superiores en 5 veces, o más, a los ofrecidos por el CBD. Además, se requieren miles de kilos de materia vegetal para crear pequeñas cantidades de CBG aislado, ya que la mayoría del cannabis sólo contiene porcentajes mínimos de CBG.

Así por ejemplo, si el contenido de CBG de un mismo cultivo es solo del 1 %, eso significa que es necesario extraer 20 veces la cantidad de biomasa para obtener la misma concentración de CBG.

Parelalamente, al haber poco desarrollo en la extracción de CBG, se requiere de equipos altamente especializados. Por lo que la genética de la planta es el principal factor para bajar su precio.

La clave estaría en desarrollar variedades de plantas de cannabis con un mayor porcentaje de CBG, donde sea el cannabinoide dominante, para aplicar procesos de purificación más tradicionales y menos costosos, ya que se necesita mucho menos material vegetal para producirlo.

Nuevas variedades

Sin embargo, gracias al desarrollo de nuevas genéticas ricas en CBG, como las realizadas por investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV), en colaboración con una empresa productora de cáñamo de origen valenciano, ya se lo puede obtener de forma más efectiva.

Se trata de la primera variedad de cannabis legal con alto potencial medicinal, rica en CBG y sin componentes psicoactivos, llamada Panakeia, que de momento sólo se distribuye en Estados Unidos.

Lo que han logrado con esta variedad de cannabis es bloquear algunos pasos de la ruta biosintética de los cannabinoides, evitando la formación de tetrahidrocannabinol (THC) -componente ilegal y psicoactivo- e incrementando la acumulación de cannabigerol (CBG), que hasta ahora era residual en la planta porque mayoritariamente se transformaba en otros cannabinoides.

Los niveles de CBG alcanzados con estas plantas están por encima de un 15%, cuando lo habitual es un 0,1%-0,5%. El CBG sale puro sin presencia de otros cannabinoides, es decir, que está libre de THC.

Gracias a este desarrollo, el CBG ya se puede obtener masivamente, abriendo la puerta a la producción a gran escala de forma legal, así como a hacer más pruebas para evaluar sus propiedades medicinales.

Además, el proceso de extracción del CBG requiere menor purificación que el del CBD.

Semillas de CBG feminizadas

Los profesionales del cannabis están actualmente trabajando en algunas variedades de semillas de CBG, ya disponibles en el mercado. De hecho, algunos cultivadores ya están produciendo su propia marihuana rica en CBG, a partir de semillas de CBG feminizadas.

Existe la posibilidad de que estén libres absolutamente de THC en los cogollos. Lo que implica que las primeras variedades ricas en CBG serán clasificadas como un nuevo tipo de “marihuana light”. Estos cogollos se han hecho muy populares en países como Suiza e Italia, entre otros.

Ahora mismo, el CBG está siguiendo los pasos del CBD, y hay un gran potencial de que llegue a popularizarse tanto o más que el CBD.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *