¿Qué hacen los cannabinoides en el cáncer de mama? ¿Puede ayudar el aceite de CBD?

Muchos pacientes con cáncer están acudiendo a los cannabinoides como camino alternativo para tratar los síntomas. Por ejemplo, se ha demostrado que el cannabis medicinal reduce el dolor en pacientes con tumores. También puede aliviar los efectos secundarios de la quimioterapia: náuseas, vómito, falta del apetito e insomnio.

En este sentido, los cannabinoides se han utilizado desde hace mucho tiempo para mejorar la calidad de vida del paciente.

¿Qué dicen las investigaciones de los cannabinoides para tratar el cáncer?

Además de su su uso para contrarrestar los efectos secundarios severos de la medicación contra el cáncer, como la quimioterapia, los cannabinoides podrían ser una buena opción para complementar el tratamiento.

En 2018, el Dr. Burkhard Hinz y el Dr. Robert Ramer, de la Universidad de Rostock, prepararon una reseña del comportamiento antitumoral de los cannabinoides. Concluyeron que los cannabinoides son de interés como medicamentos sistemáticos posibles para el cáncer.

“Los cannabinoides no psicoactivos como el CBD han generado mucho interés por parte de la comunidad científica ya ha demostrado ejercer una gran variedad de propiedades anticancerígenas (…)”, dice parte del estudio.

Existe evidencia sólida que respalda la idea de que los cannabinoides pueden reducir el crecimiento tumoral

Aquí algunos estudios prometedores:

  1. Un estudio de 2019 centrado en el cáncer de páncreas encontró que los cannabinoides pueden ayudar a retardar el crecimiento tumoral, reducir la invasión tumoral e inducir la muerte de las células tumorales.
  2. Otro estudio del mismo año, publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, indicó que el CBD podría provocar la muerte celular y hacer que las células del glioblastoma sean más sensibles a la radiación, pero sin efecto sobre las células sanas.
  3. Un estudio de 2014 en modelos experimentales de cáncer de colon in vivo sugiere que el CBD puede inhibir la propagación de las células de cáncer colorrectal.
  4. Una investigación de 2010 demostró la eficacia del CBD en modelos preclínicos de cáncer de mama metastásico. El estudio encontró que el CBD redujo significativamente la proliferación e invasión de células de cáncer de mama.

Las características anticancerígenas de los cannabinoides

Entre las propiedades anticancerígenas destacan las siguientes:

  • La inhibición del crecimiento de las células cancerosas (proliferación).
  • La reducción de la viabilidad de las células tumorales.
  • Un efecto antimetastásico.
  • El desencadenante de la muerte de las células (apoptosis).
  • El desencadenante de la “autodestrucción” de las células (autofagia).
  • Un aumento de la sensibilidad a la quimioterapia de las células cancerosas resistentes.
  • Las relaciones son complicadas pero es importante entender que los nuevos medicamentos basados en cannabinoides podrían bloquear la metástasis de las células malignas. Por lo tanto, existe la posibilidad de que «estas sustancias puedan actuar como opciones complementarias viables» a las quimioterapias utilizadas actualmente, como mencionan Hinz y Ramer.

Por lo tanto, hoy en día muchos científicos consideran que los cannabinoides son un agente prometedor en el tratamiento del cáncer «no solo como agentes paliativos, sino también como medicamentos antitumorales». Dos de los cánceres para los que los cannabinoides han mostrado un efecto impactante anticanceroso son los tumores de mama y de próstata.

CBD contra el cáncer de mama

Un estudio en el Reino Unido hecho a 119 mujeres con cáncer avanzado, que recibieron CBD sintético de calidad farmacéutica, mostró que el 92 por ciento de las personas presentó reducción de las células tumorales o una reducción del tamaño del tumor.

El tratamiento con aceite CBD duró 6 meses y muchas pacientes lo tomaron por más tiempo. Un período más corto no mostró unos efectos positivos significativos. No se observaron efectos secundarios.

Los investigadores concluyeron que “el CBD sintético de calidad farmacéutica es un candidato para tratar pacientes de cáncer de mama y glioma”.

El CBD y la quimioterapia

Un papel nuevo del CBD en la lucha contra el cáncer fue investigado en 2018 por la Universidad Metropolitana de Londres.

Los investigadores demostraron in vivo que el cannabidiol inhibe la liberación de los exosomas y las microvesiculas (EMV) en el cáncer de próstata, el carcinoma hepatocelular y el adenocarcinoma de mama. Esta inhibición del EMV hace que las células cancerosas sean más sensibles a los medicamentos quimioterapéuticos y pueden limitar el aumento del cáncer. Pero este efecto dependería de la dosis utilizada.

Los investigadores concluyeron que el CBD se puede usar para hacer que las células cancerosas sean más sensibles a la quimioterapia. Es posible que el cannabidiol ayude a garantizar que con una dosis baja de quimioterapia sea suficiente para el tratamiento, y con el mismo resultado deseado.

¿Qué es la significancia del efecto séquito?

El “efecto séquito” describe el hecho de que una mezcla de sustancias tiene una actividad biológica más activa que una sustancia pura y aislada. La planta de cannabis contiene un gran número de fitocannabinoides y terpenos que tienen un papel decisivo en este efecto sinérgico.

Una investigación científica y preclínica de la Universidad de Madrid concluyó que el efecto séquito puede tener efecto en la lucha contra el cáncer de mama. Los investigadores compararon el efecto del THC puro con lo que de una preparación de cannabis. Encontraron que este medicamento era más potente que el THC puro en los modelos de cultivo celular y en los modelos animales con cáncer de mama.

Para los investigadores, estos resultados sugieren que los medicamentos de cannabis estandarizados deben ser considerados como una parte de la terapia de cáncer de mama en lugar de los cannabinoides puros.

Conclusión

Los cannabinoides tienen un papel reconocido en el tratamiento de cáncer en la actualidad, Pueden ayudar con el dolor, el insomnio y la depresión. También pueden aliviar efectos secundarios de la quimioterapia tales como las náuseas, el vómito y la falta de apetito. Como terapia adicional, los cannabinoides tienen una contribución importante en mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer.

Sin embargo, los cannabinoides también son de interés en el tratamiento primario del cáncer. Los cannabinoides han mostrado reducir la proliferación y la propagación de las células cancerosas. El cáncer de mama y de próstata son dos cánceres en los que se ha demostrado que el cannabis tiene un efecto muy anticanceroso. Sin embargo, los mecanismos responsables de esto todavía no han sido clarificados completamente.

Se necesitan más investigaciones científicas para entender cómo usar los cannabinoides para que tengan más efecto en la lucha contra el cáncer. Su potencial ya está claro, no solo en la terapia paliativa sino también el en uso contra las células cancerosas.

El CBD no debe considerarse un sustituto de otros tratamientos contra el cáncer.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *