7 aspectos que debes tener en cuenta antes de comprar un aceite de CBD

El CBD está recibiendo mucha atención, no sólo en la comunidad de personas amantes del cannabis, sino entre médicos, deportistas y famosos. Este compuesto, que proviene de la planta del Cannabis Sativa, y que no es psicoactivo, es conocido por sus mútiples beneficios terapéuticos.

Y eso es lo que ha provocado que, lamentablemente, en el mercado exista una variedad de aceites de CBD que se venden sin que cumplan las regulaciones adecuadas.

A la hora de comprar un aceite de CBD de calidad, es vital encontrar toda la información completa y veraz, que nos permita estar seguros de que el producto es el adecuado. Pero realmente hallar todo eso no es tan sencillo, muchas veces hasta no probarlo no sabremos si le viene bien a nuestro organismo, tanto el producto como la dosis.

Por eso te enumeramos algunas condiciones básicas a tener en cuenta antes de comprar uno:

1. MÉTODOS DE EXTRACCIÓN:

Es vital asegurarse que el aceite haya usado un método de extracción “limpio”, como el CO₂ o el etanol orgánico, ya que permite extraer completamente las cabezas resinosas de los tricomas sin dejar residuos perjudiciales.

El método de extracción utilizado debería poderse conocer en la página web de la empresa.

Además conviene fijarse en que no tenga exceso de material vegetal, por lo que se debe tratar de evitar los aceites oscuros y pastosos, y preferiblemente comprar los más puros y dorados.

Extractions CBD Seventips

Algunos lo extraen de flores de cáñamo y otros de la planta del Cannabis. Sea cual sea su origen, es importante saber que es orgánico y no transgénico. Además, la planta debe cultivarse sin pesticidas, herbicidas, fertilizantes artificiales, ni ningún otro producto químico artificial o nocivo. Si el producto afirma ser 100% orgánico, debe salir limpio, es decir, sin ningún tipo de toxinas, en la prueba de pureza y calidad.

2. SUMINISTRO TRANSPARENTE

La procedencia del aceite de CBD es otro factor importante. El cáñamo industrial cultivado de forma orgánica es un material propicio para elaborar aceites de CBD. El método de cultivo y los cuidados que recibe el cáñamo son tan importantes como el método de extracción.

3. QUE HAYAN SIDO TESTADOS EN LABORATORIOS

Cuando se compra un aceite de CBD especialmente para tratar una enfermedad, es muy importante asegurarnos más aún de su óptima calidad. Para poder comprobarlo, el producto deber haber sido sometido a pruebas de laboratorio por parte de terceros, sin excepciones, para evitar conflictos de intereses.

Cada lote de aceite puede diferir en gran medida, por lo que es importante que todos sean probados en cuanto a calidad y pureza.

4. PORCENTAJE DE CBD

Deberíamos suponer que cualquier producto en el que se indique CBD entre sus componentes, contendrá cannabidiol. Sin embargo, no siempre es así.

Por ejemplo, en el año 2015, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés), testó 24 productos que contenían CBD. Y descubrieron que apenas 2 de ellos contenían el porcentaje descrito en la botella, el resto tenían niveles muy bajos de CBD o no tenían ninguno.

Una forma de averiguar si el aceite que has escogido contiene CBD, es solicitando los resultados de las pruebas de laboratorio. Cualquier productor que esté seguro de su producto, publicará esta información en su web o la facilitará a quien la solicite.

5. QUE NO CONTENGAN THC O LOS LÍMITES PERMITIDOS

El cáñamo industrial que se cultiva en Europa contiene unos porcentajes mínimos de THC, que también deberían tenerse en cuenta y eliminarse con el fin de proporcionar el mejor producto posible.

Los aceites de CBD con un nivel de THC superior al límite legal deben descartarse inmediatamente.

Aunque todavía hay muchos vacíos legales al respecto, un aceite de CBD con más del 0,3% de THC, se considera demasiado elevado para ser beneficioso.

6. HUIR DE LAS EMPRESAS QUE PROMETAN CURAR

Una forma de conocer de manera rápida qué productos de CBD deben ser descartados de nuestro análisis, son los que nos prometan la curación de algo.

Muchos productores de CBD hacen afirmaciones escandalosas sobre los efectos sus aceites. Es una gran técnica de marketing hablar del aceite de CBD como una «cura milagrosa», ya que atrae a los conusmidores que buscan una cura.

Actualmente, no hay evidencia científica de que el CBD cure ninguna enfermedad, pero la mayoría de las investigaciones realizadas hasta ahora demuestran que tiene el potencial de remediar los síntomas de muchas enfermedades y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Cualquier producto que afirme que el CBD es la cura a una enfermedad, sobre todo aquellas que implican un riesgo mortal, está empleando publicidad falsa. Así que hay que permanecer alerta y no creerlo todo.

La nueva industria legal del CBD ofrece la oportunidad de hacer dinero rápido, tanto a los que tienen espíritu empresarial como a los estafadores. Desgraciadamente, los que no se interesan propiamente en los beneficios del CBD, sino en hacer del CBD un negocio, se están enriqueciendo más rápido de lo que deberían gracias a consumidores poco informados.

Todos los que estamos dentro de la comunidad del cannabis, debemos tomar este asunto con absoluta responsabilidad, y entre fabricantes y consumidores mirar todo con ojo crítico para favorecer una industria de calidad.

7. HUIR DE LO BARATO

El producto más barato no siempre es el mejor. Todo el proceso (cultivo, extracción y purificación) debe hacerse correctamente y un producto de mejor calidad supondrá un determinado precio, que realmente lo vale.

Aceites Seventips

En conclusión, hay muchas empresas que hacen afirmaciones falsas para ganar dinero rápidamente pero no parecen preocuparse por lo que realmente sus clientes están ingiriendo. En medio de tanta saturación de productos falsificados, resulta complicado encontrar el producto que mejor se adecúe a nuestras necesidades.  Pero si una empresa es capaz de ofrecerte toda la información que hemos mencionado anteriormente, ofreciéndote calidad premium y tranquilidad, no lo dudes un segundo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *